El video del norteamericano decapitado en Iraq fue montaje de la CIA
• Detalles de cómo se montó la operación en Internet para difundirlo, las diversas anomalías que prueban el fraude, y las incoherencias en que incurrieron sus autores

MANUEL FREYTAS *

El video con la escenificación de la supuesta decapitación de Nicholas Berg, un ciudadano estadounidense, a manos de un grupo islámico, se difundió originalmente por las cadenas televisivas Fox News, CNN y BBC, norteamericanas las dos primeras e inglesa la tercera.


Escena de la falsa decapitación montada por la CIA. (Foto difusa)


El documento se conoció el día 12 de mayo y causó conmoción mundial. Al día siguiente su "autenticidad" fue confirmada por la CIA, la cual señaló que el autor de la decapitación era el "terrorista" jordano Abu Moussab Zarkaui.

La existencia de este video —según varias fuentes— fue dada a conocer por los corresponsales de la agencia de prensa Reuters, en Dubai, el día 12 de mayo pasado.

Supuestamente, y sin saber quién les avisó, las cadenas Fox, CNN, y BBC tomaron, una hora más tarde, las imágenes del sitio Web  http://www.al- ansar.biz/, y comenzaron su difusión masiva por todo el planeta.

Misteriosamente, y después de ser tomadas sus imágenes por las tres grandes cadenas, el video "desapareció" del servidor donde se encontraba alojado, por lo que el resto de las cadenas, incluidas las árabes, no pudieron difundir dicho documento.

Esta situación generó que el monopolio de la difusión del video quedara centralizado en Fox News, CNN y BBC, identificadas por los expertos como tradicionales usinas mediáticas de la CIA.

El sitio de Internet donde originalmente se publicó el video estaba albergado en una sociedad ubicada en Malasia, que lo retiró del sitio de Internet, de manera que en la actualidad este video no existe más.

El nombre de dominio, o sea la propiedad de la dirección Internet pertenecía a la Arab Press House, una sociedad de prensa con sede en Londres y sin vínculo alguno con los islamistas.

LA FALSIFICACIÓN

Posteriormente en el sitio Web árabe La Voz de Aztlan ( http://www.aztlan.net/berg abu ghraibvideo.htm) se publicaron estudios y evidencias que demostraron, a través de un análisis de las tomas, que el video que exhibe la decapitación de Nicholas Berg es una falsificación.

Los responsables de la Voz de Aztlan sostienen que el video fue analizado —a través de su sitio— por centenares de expertos en trucado cinematográfico, médicos, y distintos especialistas, quienes estudiaron el video y llegaron a la conclusión de que se trata de un montaje.

Sostienen que el referido website  http://www.al-ansar.biz fue cerrado tan pronto como las grandes cadenas informativas ya citadas comenzaron a difundir el video por todo el planeta.

Las cadenas informativas mostraban el video con titulares como "Terroristas islámicos descabezan a norteamericano en Iraq", y proyectaban solamente segmentos cortos del video falso.

Con el video completo se pudieron comprobar con más precisión algunas anomalías que a simple vista resultaban evidentes, datos que se fueron confirmando cuando realizaron un análisis más minucioso.

Estas anomalías del video, que —según La Voz de Aztlan— confirman el fraude, fueron detalladamente analizadas en varias tomas que el lector puede ver en  http://www.aztlan.net/berg abu ghraib video.htm.

LAS INCOHERENCIAS

— El video ha sufrido un montaje para resaltar la escena de la decapitación, pero el montaje del sonido es diferente del montaje imagen. La banda parece haber sido sonorizada después, de manera que es imposible saber si la voz del que lee el comunicado condenatorio es la del asesino, y si los gritos son de la víctima.

— La ridícula vestimenta de los secuestradores está muy alejada de la típica vestimenta de los resistentes iraquíes, los cuales se encuentran en medio de una sangrienta guerra, la necesidad del "uniforme" de los terroristas, todos idénticos en el video, responde más al objetivo mediático del rodaje y la acción.

— Berg se presenta sentado sobre una silla idéntica a aquellas visibles en las fotos de tortura empleadas en la prisión de Abu Ghraib en Bagdad.

— Los personajes enmascarados se presentan como islamistas y chorrean de odio. Uno de ellos lleva un anillo de oro en el dedo —cosa que está estrictamente prohibida entre los fundamentalistas islámicos—, saca un cuchillo y lo degüella.

— Dos de los "terroristas árabes" llevan su mano izquierda a la cara durante la escena. Es un gesto que no es corriente y se trata de una inadvertencia, pues en la cultura árabe la mano izquierda está reservada a la higiene, no debe estar nunca en contacto con la cara.

— El método empleado, la degollación de la víctima sirviéndose de un cuchillo sierra militar tiende a reproducir el ritual de Abraham y está completamente inadaptado para la circunstancia.

— Las decapitaciones son generalmente efectuadas de un fuerte golpe seco, utilizando una espada o sable pesado bien afilado, incluso cuando se trata de un hacha.

— Durante sus estadías en Iraq, Berg trabajó sobre la torre de la prisión de Abu Ghraib, prisión tristemente célebre por las torturas efectuadas allí por los soldados estadounidenses.

— Nicholas Berg fue arrestado sin sus documentos de identidad por el comandante de las fuerzas de la Coalición que ocupan Iraq el 24 de marzo. Por tal razón fue encarcelado supuestamente mientras duraba su identificación.

— Las fuerzas de la Coalición que ocupan Iraq descubrieron antes de la difusión del video un cuerpo decapitado que identificaron como el de Nicholas Berg. El cadáver fue repatriado hacia los Estados Unidos en donde fue inhumado.

LA MARCA DE LA CIA

El 12 de mayo, y a través del video con la ejecución del decapitado, la CIA promovió otra "aparición de Al Qaeda" con el evidente objetivo de "neutralizar" o sacar de escena la campaña mediática con fotografías de presos iraquíes torturados que —según los últimos sondeos— llevó a Bush al más bajo nivel de popularidad de toda su presidencia.

El video de la decapitación, entregado a las cadenas imperialistas por un sector de la CIA que responde a la campaña electoral de Bush, fue mostrado para desestimular el interés por las torturas de soldados estadounidenses a presos iraquíes, poniendo a la resistencia árabe como más "bárbara" que los norteamericanos y, con ello, desplazar a Bush y su administración de la escena del escándalo.

La metodología utilizada resulta reiterativa y casi de manual:

A) Un grupo islámico identificado como perteneciente a Al Qaeda ejecuta un asesinato o una acción terrorista.

B) Durante la ejecución del hecho se cita al Corán y a la guerra santa, y profieren amenazas contra Bush, EE.UU., o líderes de poblaciones europeas.

C) Las cadenas informativas internacionales (diarios, radios y televisión) , principalmente inglesas y norteamericanas, le dan una inmediata difusión internacional masiva al hecho.

D) Horas después de producido el atentado o el asesinato, la CIA sale a "confirmar" al grupo como perteneciente a la Al Qaeda, y a revelar las "identidades" de los jefes terroristas que manejaron la operación.

E) Los funcionarios de la Casa Blanca, con Bush a la cabeza, salen a condenar el hecho y a reinvindicar la "guerra contraterrorista".

Quien quiera confirmar esta metodología, no tiene nada más que esperar la próxima "aparición de Al Qaeda" y anotar los pasos secuenciales.

Desde el 11-S para acá, estas operaciones de la CIA con el "terror de Al Qaeda", sirvieron, entre otros objetivos, para justificar la invasión y la ocupación militar de Afganistán y de Iraq.

Hoy la CIA pro-Bush utiliza estas operaciones psico-mediáticas para seguir en el control de la Casa Blanca, en tanto que los demócratas utilizan a otro sector de la CIA y de la inteligencia estadounidense para arrebatarle la administración del Imperio (y los negocios) a la familia Bush.

* Fragmentos tomados de Rebelión

Nicholas Berg

La empresa comercial de la familia Berg (padre e hijo) figuraba en la lista de "los enemigos del Estado" publicada en el sitio web pro-Bush freerepublic. El padre se había incorporado en el movimiento antibelicista A.N.S.W.E.R., presidido por Ramsey Clark.

Durante una estadía de estudios en el Oklahoma, Nicholas Berg habría prestado la dirección electrónica (e-mail) y su contraseña (password) a alguien que él no conocía, y esta persona, a su vez, las prestó a una tercera persona que se dice que era un colaborador intimo de Zacarias Moussaoui, el francés acusado de haber participado en la organización de los atentados del 11 de septiembre. Berg había sido interrogado más tarde por el FBI, que aclaró y confirmó a la vez la inocencia de Berg. Sin embargo, Carol Devine-Molin (de enterstageright.com) afirma que Nicholas Berg fue nuevamente interrogado, y esto mucho después del 11 de septiembre, durante su detención en Iraq por las fuerzas estadounidenses antes que desapareciera en Bagdad. Esta hipótesis vendría a confirmar que el FBI tenía serias dudas sobre él.

Según el Seattle Post Intelligencer, "Berg trabajó anteriormente en Iraq en diciembre y enero para regresar nuevamente en marzo. Él inspeccionaba las instalaciones de comunicación de su empresa, ya que muchas de ellas estaban destruidas por la guerra o por los saqueadores. Durante sus estadías en Iraq, Berg trabajó sobre la torre de la ya famosa prisión de Abu Ghraib". Berg realizaba sus trabajos en compañía de Aziz Kadoory Aziz, conocido también bajo el seudónimo de Aziz al Taee. Justamente, Berg había lanzado su empresa de torres de comunicación con este último personaje. Pero Aziz Kadoory Aziz es también el fundador del Consejo Iraquí-Estadounidense y un enardecido partidario de la invasión a su país. Ha tenido varias apariciones como orador en la cadena de televisión Fox News de los EE.UU. Organizó también en varias ocasiones manifestaciones de apoyo a las tropas militares, todo esto antes que estallase la guerra. Tiene la reputación de ser un agente de la CIA.

Según el diario londinense Guardian, la sociedad de Berg acababa de obtener un contrato en el marco del consorcio Iraquí Media Network (un programa de la NED/CIA). Solo las empresas de confianza podían recibir mandatos o contratos en el mercado de las telecomunicaciones en Abu Ghraib o de la Iraquí Media Network.

Cuando Nicholas Berg fue arrestado sin sus documentos, su familia en los Estados Unidos llamó vanamente al consulado para hacerlo liberar, y el 5 de abril presentó una denuncia penal contra las autoridades de los EE.UU. por detención. Berg fue liberado alrededor del 8 de abril. Durante este periodo fue interrogado tres veces por el FBI. Las autoridades han declarado haber intentado persuadirlo para que abandone el país por su propia seguridad, a pesar de no haber hecho nada para repatriarlo por la fuerza.